24 de marzo de 2010

Historia de la cromoterapia Parte III

August James Pleasanton, es el que precursor del entusiasmo actual sobre la cromoterapia. Sus teorías se conocen como blue glass craze.

Pleasanton afirmó que el azul era el primer remedio en caso de lesiones, quemaduras o dolor. Informó de sus hallazgos sobre los efectos del color en las plantas, animales y seres humanos. Afirmó que el rendimiento de la calidad y el tamaño de la uva podría aumentar significativamente si se cultiva en un invernadero hecho con una alternancia de paneles de color azul y cristal transparente. También que podía curar ciertas enfermedades y incrementaba fertilidad, así como la tasa de maduración física de los animales, exponiéndolos a la luz azul.

El pionero moderno, y cercano a la ciencia, de la cromoterapia.

Edwin Babbitt, presentó una teoría completa de la curación con el color. Identificó el color rojo como un estimulante, en particular de la sangre y en menor medida, los nervios, el amarillo y el naranja como estimulantes nerviosos, azul y violeta como calmantes para todos los sistemas y con propiedades anti-inflamatorias.

En consecuencia, Babbitt prescribió el rojo para la parálisis, el agotamiento físico y el reumatismo crónico, el amarillo como laxante, emético y purgante, y para los problemas de los bronquios, el azul para las enfermedades inflamatorias, la ciática, la meningitis, la inestabilidad nerviosa, dolor de cabeza, la irritabilidad y la insolación.

También declaró que todos los órganos vitales tienen relación directa con la piel a través de las arterias, vasos sanguíneos y capilares, y los rayos de color pueden afectar el flujo sanguíneo a través de toda la circulación y la eliminación de toxinas.

Luces de colores
Babbitt desarrolló diversos dispositivos, incluyendo un gabinete especial llamado thermolume, en la que los cristales de colores y la luz natural se utilizaban para producir luz de color. Y un disco de cromo, un dispositivo en forma de embudo provisto de un filtro de color especial se utilizó para focalizar la luz sobre diversas partes del cuerpo.

Se discutieron detalladamente los efectos de la reflexión, la absorción, la transmisión y la polarización de la luz. Diferentes pacientes que habían sido tratados mediante dispositivos de curación de color creados por él fueron presentados en su libro The Principles of Light & Color, the Classic Study of the Healing Power of Color.

Babbitt, también estableció la relación entre el color y los minerales, que utilizó como complemento al tratamiento con luz de color, y elixires desarrollados por la irradiación de agua con luz solar filtrada a través de lentes de color.
Afirmó que esta agua irradiada (o potenciada) mantiene la energía del color en el medio y que tenía un efecto de curación notable.


Babbitt, de hecho fué uno de los pioneros de la cromoterapia moderna. empezó a utilizar tanto métodos directos como indirectos para tratar mediante el color.

Estudió concienzudamente las técnicas y metodologías utilizadas en la cromoterapia. La energía real a la que se refirió en el agua irradiada no fué calculada por ningún método. No explicó que cambios de energía se producían en el agua, o sus estados cuánticos, y cómo los diferentes tipos de vibraciones que afectan al agua de diferentes maneras.

No explicó tampoco el poder del agua irradiada. Aún así, increíblemente para su época, indicó su correlación entre el magnetismo con cromoterapia.

Su trabajo en la curación de color, por primera vez en la historia, demostró ser integral, tanto en la adopción de una respuesta fisiológica como desde un enfoque psicológico.

Cualquier cromoterapeuta, incluso hoy en día, se puede beneficiar de su trabajo, ya que hablaba de los colores adecuados para cada caso con gran detalle, y que no se contradice con los últimos descubrimientos científicos.


Adaptado, ampliado y traducido de: Samina T. Yousuf Azeemi and S. Mohsin Raza; Department of Physics, University of Balochistan, Quetta, Pakistan; Published by Oxford University Press

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión cuenta.