6 de abril de 2012

Los colores del agua del río Ebro

El río Ebro
El río Ebro es el río más caudaloso de España. Además es el segundo río más largo, por detrás del Tajo. Discurre enteramente por España.  Recorre el extremo nororiental de la Península Ibérica, a través del valle que lleva su nombre, situado en una depresión. Sigue una dirección noroeste-sureste desde su nacimiento en la Hermandad de Campoo de Suso, en Cantabria, hasta el mar Mediterráneo, en el que desemboca formando el delta del Ebro, entre los términos municipales de Deltebre y Sant Jaume d'Enveja.



Aunque tradicionalmente nace en Fontibre (del latín, Fontes Hiberis o fuentes del Ebro), manantial situado a 880 m de altitud en el municipio de Hermandad de Campoo de Suso, en Cantabria, las sospechas que fijaban el origen del Ebro en las fuentes del río Híjar, en el circo de Pico Tresmares a 1.880 m de altura, se han transformado en certeza desde que en 1987, un estudio llevado a cabo por el Instituto Geológico y Minero de España demostró de manera irrefutable que las aguas que manan del Pilar de Fontibre proceden casi en su totalidad del Híjar, tras filtrarse en el subsuelo en las inmediaciones de Paracuelles.


Los colores del Agua
Antiguamente el cauce del río era contínuo, desde la cabecera hasta la desembocadura. La circulación y la calidad del agua eran una respuesta directa a las características de la cuenca (medio físico, climatología). Los inexorables procesos erosivos aportaban periódicamente niveles de sedimentos que iban desplazándose desde su llegada hasta la desembocadura.

La construcción de enbalses para el aprovechamiento hidroeléctrico y la regulación del río frente a las riadas ha supuesto la aparición de las barreras físicas que interceptan estos sedimentos. En consecuencia, el tramo inferior del río y el propio Delta del Ebro padecen actualmente esta falta de aporte de sedimentos.  Las aguas del río presentan ocasionalmente los colores marrones debidos a la elevada turbidez de los arrastres de tierra.

Paralelamente la gran cantidad de nutrientes del tramo inferior del Ebro da lugar a las aguas de tonos verdes, debido a la elevada presencia de potamoplancton, algas en suspensión, aunque localmente se ha mejorado la calidad de las aguas debido a la depuración de las aguas residuales de las poblaciones próximas al río.

Más recientemente, en los fondos del río más pedregosos abunda la presencia de la especie invasora conocida por mejillón cebre, que tapiza estos fondos. El mejillón cebra es filtrador: se alimenta de partículas orgánicas en suspensión, el plancton y restos orgánicos, pudiendo llegar a filtrar más de dos litros diarios por individuo, contribuyendo al aumento local de la transparencia del agua.




El color marrón es el color de la avenidas de agua. Los azules verdosos, los reflejos del cielo y la vegetación circundante. El agua con poca profundidad se muestra transparente, dejando ver el suelo del río.




21:00

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión cuenta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...