22 de noviembre de 2011

El color influye en las emociones

Que los colores nos afectan de un modo consciente o subconsciente es prácticamente indudable. Pensamos muy bien cuál va a ser el color del coche que queremos comprar, o cuando empieza el día, escogemos la ropa que mejor nos sienta, y las combinaciones que nos resulten agradables. Muchas veces asociamos los colores según su contexto en nuestra cultura. Otras veces esas relaciones pueden estar relacionadas con situaciones vividas y otros significados a nivel muy básico que pueden tener una carga biológica.


Estudios sobre la respuesta al color

El psicólogo Brian Meier y su equipo en un trabajo de investigación (PDF) recopilaron palabras con carga emocional positiva como bebé, campeón, jardín, etc. y palabras con carga negativa como enemigo, fraude o veneno. Se presentaban sobre una pantalla de ordenador con un fondo gris. Cada palabra se mostraba una vez impresa en blanco y otra en negro. Los participantes debían pulsar para cada palabra una tecla si su significado era positivo y otra distinta si era negativo. El ordenador recogía el tiempo transcurrido desde la presentación de la palabra hasta la respuesta para medir el tiempo de reacción.

Los resultados fueron contundentes: el tiempo de reacción aumenta cuando la palabra es positiva y está impresa en negro, y también cuando es negativa y está impresa en blanco. En cambio, cuando la combinación emoción - color es la adecuada (como se suele asociar positivo - blanco, negativo - negro), el significado emocional de la palabra se valoraba más rápidamente.

Los colores del fuego.

La lingüista Gill Philip abordó el aspecto descriptivo de la relación entre las emociones y los colores (PDF). Utilizando dos corpora en los idiomas inglés e italiano, de varios millones de palabras cada uno, trazó los contextos de aparición de los términos básicos del color. Constató bastantes similitudes en las connotaciones que adoptan los términos del color en ambos idiomas, y que coinciden con las que también les asignamos en español. 

Lo claro se asocia con lo positivo y lo oscuro con lo negativo. El color rojo se relaciona con los significados mayoritariamente negativos como la ira, el peligro, la amenaza, aunque también con el amor y la pasión. El amarillo, como color luminoso y claro tiene un significado similar al blanco, y también se asocia a la prensa sensacionalista. El color verde se asocia a ciertos estados emocionales, como la envidia o la esperanza, pero hoy mayoritariamente se vincula con el ecologismo y la naturaleza.


Webgrafia:

cienciacognitiva.org, S
antiago, J. (2007) El color de las emociones. Ciencia Cognitiva: Revista Electrónica de Divulgación, 1:1, 1-2.
21:00

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión cuenta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...